Artrosis de Rodilla y Ejercicio Físico

La artrosis es la patología osteoarticular más frecuente en la población mayor y la principal causa de dolor e incapacidad funcional. Se ha considerado como un proceso degenerativo del cartílago articular relacionado con la edad y otros factores no modificables como la raza, sexo, genética, entre otros. Dentro de los factores modificables, la obesidad pareciera ser uno de los más importantes a tratar. Se caracteriza por la presencia de dolor, restricción de la movilidad y pérdida de la funcionalidad de la rodilla, y en los casos más severos, deformidad articular y dolor incapacitante.

Si bien es cierto, es una patología crónica, no toda la población manifiesta síntomas ante cambios estructurales evidenciados en exámenes de imágenes, es decir, muchos de estos cambios en el cartílago articular son modificaciones propias del envejecimiento, y los síntomas pueden estar relacionados a factores de riesgos más que a la degeneración propiamente tal. Incidir sobre los factores de riesgos podría reducir los síntomas y la incapacidad funcional asociada a la artrosis.

Dentro de los factores de riesgos en los cuales se puede incidir para disminuir la sintomatología producida en pacientes con artrosis encontramos el sobrepeso u obesidad, la debilidad muscular y la falta de estabilidad de la articulación, dada por la pérdida del sentido de la posición (propiocepción).

Muchos de los tratamientos farmacológicos utilizados hoy en día van enfocados al alivio del dolor. Sin embargo, el único tratamiento capaz de influir directamente en los factores de riesgo modificables es el ejercicio físico.

La mayoría de los estudios clínicos han demostrado los beneficios del ejercicio físico en la reducción del dolor y mejoría en la capacidad funcional de los pacientes. Por lo tanto, recomendamos el ejercicio físico guiado por profesionales para los pacientes con artrosis de rodilla.

Concepción, VIII Región del Bio Bio, Chile

Llámanos a

Llámanos a

+56-98405-8430

contacto@kineconcepcion.cl